TRAUMA FACIAL

CIRUGIA ESTETICA
July 15, 2015
CIRUGIA ORTOGNÁTICA
July 15, 2015

TRAUMA FACIAL

Definición: Las lesiones maxilofaciales también hacen referencia al trauma maxilofacial, que comprende la agresión que compromete a la boca, cara, piel, mucosas huesos maxilares y dientes.

La principal causa de trauma en nuestro medio es la violencia, seguida por los accidentes automovilísticos, deportes de contacto, accidentes laborales y caseros.  El trauma facial puede comprometer: Tejidos blandos: piel y mucosas, trauma dentoalveolar, fracturas mandibulares, maxilares, cigomáticas, orbitarias,  frontales,  combinadas y panfaciales (Compromiso de todos los huesos de la cara simultáneamente)

Indicaciones y tratamiento: El cirujano oral y maxilofacial es el especialista de  de la odontología entrenado para el manejo de este tipo de lesiones, específicamente de la cavidad oral, cara y huesos maxilares. El tratamiento de las fracturas de los huesos faciales tiene el mismo principio de tratamiento de las fracturas de los otros huesos del cuerpo. Inicialmente se debe valorar el estado neurológico del paciente y estabilizarlo sistémicamente a todo nivel, posteriormente, la fractura debe ser reducida e inmovilizada, también se debe realizar un adecuado manejo de las lesiones de la piel y de la mucosa oral que se encuentren comprometidas y un adecuado cubrimiento con tratamiento antibiótico.

Para la inmovilización intermaxilar se utilizan alambres y para la fijación de las fracturas placas y tornillos de titanio, dependiendo de la severidad del trauma y el sito anatómico comprometido.

El manejo del trauma facial generalmente se realiza en una institución clínico – hospitalaria de media y alta complejidad, bajo anestesia general.

Recomndaciones postoperatorias: Después del procedimiento quirúrgico el paciente será medicado, iniciará fisioterapia oral (ejercicios para mejorar la apertura de la boca) y si es necesario asistir a control con otros especialistas que hayan participado en el manejo.

Signos de alarma – complicaciones: Dolor severo, hemorragia intra y postoperatoria, hematoma, parálisis (se observa como asimetría facial, dificultad para parpadear y mover los músculos de la cara), infección, disminución de la visión y de los movimientos oculares, alteraciones neurológicas, desviación mandíbular, sinusistis, infección, perdida de dientes o movilidad, disminución o alteración de la sensibilidad.