DESORDENES DE LA ARTICULACION TEMPOROMANDIBULAR (ATM) Y DOLOR FACIAL

XL CONGRESO NACIONAL DE CIRUGÍA ORAL Y MAXILOFACIAL
July 12, 2015
CIRUGIA ESTETICA
July 15, 2015

DESORDENES DE LA ARTICULACION TEMPOROMANDIBULAR (ATM) Y DOLOR FACIAL

Definición: La articulación temporomandíbular (ATM): es una pequeña articulación situada por delante del pabellón auricular, donde el cráneo y la mandíbula entran en contacto.

Esta permite el movimiento y la función mandibular.

Los desordenes de la articulación temporomandibular son una familia de problemas relacionados  con su complejo cóndilo mandíbular, disco articular, cavidad glenoidea (cráneo).  Los síntomas son variados: dolor articular, ruido tipo clicking o chasquido, dificultad para abrir la boca, etc.

Indicaciones y tratamiento: Los desordenes de la ATM son producto de muchas causas, tales como estrés, bruxismo, maloclusión, ausencia parcial o total de dientes y enfermedades degenerativas de las articulaciones, etc.  El Cirujano Oral y Maxilofacial debe realizar el diagnóstico y manejo adecuado, solicitando las imágenes que se requieran e interconsultando e interactuando con las especialidades médicas y odontológicas que el paciente requiera.

Los desordenes de la ATM pueden llegar a convertirse en una situación complicada si el tratamiento no es adecuado y oportuno, de tal forma que su detección temprana y tratamiento son muy importantes. Un solo tratamiento no resuelve el problema y este puede ser protésico, farmacológico, fisioterapia y /o quirúrgico. El tratamiento quirúrgico de la ATM consiste en realizar una intervención, bajo anestesia general en una o en las dos ATM, accediendo directamente al disco articular y las superficies óseas que componen la ATM, por medio de una incisión en piel, ubicada en intima relación con el pabellón auricular.

Recomendaciones postoperatorias: Después del procedimiento quirúrgico el paciente será medicado, para controlar el dolor, inflamación y la infección postoperatoria y se le darán las respectivas indicaciones postoperatorias para seguir en casa durante los primeros días después de realizada la cirugía.

Fisioterapia oral (ejercicios para mejorar la apertura de la boca). Puede ser necesario que después de la cirugía el paciente requiera el manejo de una placa neuromiorelajante, mientras no haya presencia de dientes sean naturales, provisionales o prótesis, la cirugía no tendrá un buen pronóstico. Continuar con controles periódicos apoyados con imágenes radiológicas.

Signos de alarma – complicaciones: Dolor severo, hemorragia intra y postoperatoria, hematoma, parálisis (se observa como asimetría facial, dificultad para parpadear y mover los músculos de la cara), infección.